Schiff. Vera. Señora de Nabokov

SCHIFF, StacyVera. Señora de Nabokov, Madrid, Alianza Literaria, 2002, primera edición en castellano, 744 pp. Con un cuadernillo central en papel semisatinado, con fotografías. Discreta firma en página preliminar de cotesía blanca, sin afectar. Cubierta editorial ilustrada con solapas. 22 x 14 cms.

Stacy Schiff nos cuenta, con delicadeza y sensibilidad, una de las historias de amor más grandes de la literatura, la relación entre el escritor Vladimir Nabokov y su esposa, Véra. Véra. Señora de Nabokov es mucho más que el retrato de un matrimonio, es una aportación necesaria a los estudios de la obra del autor de Lolita. Nabokov escribía sus libros primero para él, en segundo lugar para su esposa y en tercer lugar para nadie más. En cierta ocasión manifestó: «Sin mi mujer nunca habría podido escribir ni una sola novela». Era su principal lectora, compañera intelectual, secretaria, administradora y ángel de la guarda. Según Schiff, Nabokov fue durante buena parte de su vida «un tesoro nacional en busca de una nación». Véra fue su ancla, su refugio emocional e imaginativo, «el país en el que residía». La biografía de Véra nos abre las puertas a la vida privada del artista, pero no se limita a ser un simple acceso a aquél, ya que ella es un personaje fascinante en sí mismo. Bella y brillante a la vez, amó con la misma profundidad e inteligencia que lo hicieron las heroínas románticas. Stacy Schiff ha logrado un retrato de elegantes matices y de sutiles indagaciones en el que aparece tal como era la mujer de Nabokov. Un relato erudito, absorbente, iluminado por el buen gusto y por su intuición sucinta, en el que se capta a la perfección el «tenis verbal» propio de la constante interacción de ambos. Los 52 años de matrimonio de los Nabokov se pueden leer casi como si se tratase de una novela. Seguir la paciente y arriesgada construcción de Véra que hace Schiff a partir de toda clase de ficciones, de las que ella misma se rodeó, es algo que roza el deleite producido por la lectura de una novela nabokoviana. Schiff, aparentemente sin esfuerzo, ha sabido conjugar los dos mundos dispares en los que vivía la pareja Nabokov. Un reto para todo biógrafo que ha resuelto de manera persuasiva. Stacy Schiff ganó el premio Pulitzer en 2000 con Véra. Señora de Nabokov.

20,00

Pin It on Pinterest

×